Feliz verano

Después de un curso intenso y lleno de desafíos, aprendizajes, nuevas experiencias y cientos de emociones, llegó el final de curso. Un curso en el que nuestros alumnos han podido abrir su mente a nuevos retos que los han hecho madurar emocionalmente y crecer personalmente. Las actividades de fin de curso fueron todo un éxito, desde las obras de teatro por las que felicitamos tanto a los tutores que las han llevado a cabo, como a los mentores del programa de intergeneracionalidad que han colaborado activamente en su realización. Mención especial merecen los alumnos de primero, segundo y tercero que demostraron un excelente saber hacer como actores y actrices dignos de Óscar.

Nuestros dos grupos de sexto se despidieron de su etapa de primaria para empezar un nuevo camino en el instituto. El acto de graduación con los tutores y las familias fue un momento emotivo y triste por las despedidas de los compañeros y maestros, pero a la vez lleno de esperanza e ilusión. Les deseamos toda la suerte del mundo y felicitamos a sus tutores, María del Mar y Valentín por el trabajo hecho con ellos.

Las fiesta de fin de curso nos hizo evocar tiempos pasados gracias a las canciones escogidas por los maestros organizadores: un ramillete de melodías refrescantes y veraniegas que los grupos de alumnos enriquecieron con una coreografía divertida e imaginativa.

Los juegos de agua del último día supusieron un colofón a un curso en el que tanto alumnos como maestros hemos crecido personalmente y nos hemos enriquecido mutuamente. Únicamente nos queda sumergirnos en el verano para descansar y reflexionar nuevas maneras de aprender, de enseñar y de imaginar actividades ilusionantes y enriquecedoras.

Feliz verano, nos vemos en dos meses.